Durante su participación en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea

Alcaraz invoca la transperencia para detectar a los “yonquis del poder y del dinero”

Patrocinado por   

VALENCIA, 1 de marzo. El consejero de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación de la Generalitat Valenciana, Manuel Alcaraz, defendió este martes en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ la transparencia como la mejor “herramienta” para detectar a los “yonquis del poder y del dinero”, en referencia al exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, comisionista confeso de la presunta trama corrupta y arrepentido que denunció el caso.

Durante su intervención en el citado encuentro informativo organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum, el conseller Alcaraz asumió que la transparencia “ni es infalible ni un fin en sí misma”, pero sí la definió como “una herramienta esencial” para contribuir a devolver a la democracia “el prestigio y la calidad que ha perdido”.

Según Alcaraz, la trasparencia es un mecanismo que, a su juicio, ayudará a evitar “la arbitrariedad o el enchufismo” y “el mejor útil para promover climas anticorrupción”.

A su juicio, “el conocimiento desarma las intenciones oscuras” y “rearma” a investigadores cualificados, a informadores, asociaciones críticas, parlamentarios, funcionarios conscientes y responsables, empresarios y sindicalistas y, “en última instancia, a cada ciudadano y ciudadana”.

Así, Alcaraz señaló que “no se trata -como el PP sigue pensando, dijo- de investigar el pasado, sino de vacunarnos nosotros mismos ante la tentación de todo poder de desviarse hacia el abuso y el sectarismo”. Por eso, estimó que la transparencia es el principal instrumento del que dispone un gobierno para prevenir “genéricamente la corrupción y proponer buenos hábitos a los que ocupan los altos cargos”.

“No es infalible pero podrá detectar a yonquis del poder, del dinero y hasta de la estupidez”, destacó el consejero en referencia al ‘caso Imelsa’.

Alcaraz defendió así la idea de transparencia como el eje del nuevo relato con el que cohesionar a la sociedad valenciana, “en una tierra de transparencia y no de corrupción”.

En este sentido, pidió además construir este relato desde la izquierda y “afianzando la preeminencia de lo público siempre que choque con intereses privados que desfiguren derechos cívicos y sociales” para, según dijo, asegurar así “la autonomía de la política frente a intromisiones del poder económico o religioso”.

Llamó a romper con “las jerarquías derivadas de la apropiación del poder por élites” y para ello señaló la necesidad de repensar los procesos de toma de decisiones, introduciendo “factores representativos y participativos” y fórmulas para una democracia “que garantice la igualdad real y paritaria entre hombres y mujeres”.

En último término, Alcaraz señaló también la importancia de introducir nuevas temáticas en las prioridades del discurso político; como hablar de la Justicia “como un cuarto pilar del Estado social, del combate sobre los efectos perniciosos de la brecha digital o la defensa medioambiental en el marco de la lucha contra el cambio climático”.

Evento relacionado: 

Galería